Obreros

martes, 22 de marzo de 2016



Un paso destellante reflejo del brillo de sus sandalias
Cruza la acera entera y la algarabía estalla.

La cuadra queda sorda ante el trinar de los silbidos
Más ella solo escucha  el tic tac de sus tacones…

De piernas a torso, de cabeza a tobillos va flechada de miradas,
Ojos que cierran la blusa y abren el cierre de la falda,
Besos a quema ropa que aciertan la estela de perfume,
Son las tres y treinta de la tarde…

Ella pasa frente a una obra en construcción. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada